Conferencia ''Gastronomía de Cuaresma''.




Maritza Olivier

Considera que la preparación de platos le permite trasmitir emociones a sus invitados. Combina lo tradicional y antiguo de la gastronomía dominicana con la visión internacional, en cuanto a calidad, nutrición y salud. Acepta que la cocina le permite un contacto con la naturaleza a través de ingredientes y sabores, así como comunicar formas de bienestar personal.


“Mis decisiones de qué voy a preparar me ayudan a lanzarme para decir mis ideas de lo que se va a servir, sin seguir patrones únicos”, son expresiones de su pasión por la cocina y como le llama “el proceso de la magia o creación de la gastronomía.” Llegar a ese camino le tomó mucho tiempo; graduada con honores de Administración en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, es aceptada en un Programa de Maestría en Estados Unidos. Una vez Maritza alcanzó una significativa experiencia tanto profesionalmente, como profesora en la educación superior, se dedicó a la Consultoría Gerencial por mas de 25 años, con empresas dominicanas, extranjeras y organismos internacionales, aplicando instrumentos de gestión que van desde los diagnósticos Organizacionales de funcionamiento, la medición de la calidad y las propuestas de mejoramiento continuo que han modernizado las teorías de la administración, en solución de problemas y combinar con la función de planificación.


Dentro de sus propósitos tenia el de seguir con la actualización en Administración como también en Hotelería, de esta manera logra graduarse en Administración Hotelera en PUCMM y ser aceptada en pasantía en el Gran Hotel en Inglaterra. Trae de regreso el plan de convertir la casa de veraneo de la familia en Jarabacoa, en El Rancho Olivier, con el concepto de B&B, bed and breakfast y lo operan por mas de 15 años; de esta manera aprende sobre la hospitalidad, junto con el Restaurant Oli Oli, y dice “conocí, como hacer que los huéspedes se sintieran en casa.”


Visita mercados populares, es consultora en Casa de Camp y viaja a países lejanos para experimentar modelos creativos, cómo emprender su propio Restaurante Casa Olivier, en la Ciudad Colonial y mas reciente logra poner en desarrollo una instalación que opera exclusivamente con reservaciones, en La Castilla. “Mi acierto mayor es haber combinado estas dos carreras, que algún momento caminaron juntas”, expresa. Actualmente Maritza Olivier se plantea un gran un desafío, este es, “destacar los atributos de la gastronomía dominicana, con un gran compromiso y mucha devoción.”


Estamos de acuerdo que necesitamos destreza, seguir con pruebas y preparaciones de los exquisitos platos dominicanos. Esto es, girar para complementar, el rumbo de los actuales mejores restaurantes en el pais, dedicados a España, Italia y Francia, con su oferta tan sofisticas como Tuna Tartar, y ofertas de altísima calidad para lograr que esté presente la gastronomía dominicana, combinando tendencias y ofertas existentes. ¿Acaso no tenemos comida mexicana, comida venezolana, platos tailandeses, comida rápida americana y de thanksgiving?


Esta noche tienen el turno La Gastronomía de Cuaresma veamos que tenemos que rescatar, rehacer, recordar y al final decir, con orgullo “buen provecho.”



RECENT POSTS

ARCHIVE